miércoles, octubre 02, 2013

MUNDO SUR




 
<<andaba tan al Sur
que casi me caigo del mundo,
es hora de volver a casa...>>

Coloquio de un Alquimista
 
 
 
 
AL SUR DEL MUNDO

Daniel Dravot

La veía aferrada al brazo de aquel sujeto, confiada, segura…  se veía tranquila en aquella tarde de primavera. Cruzaban juntos la avenida como si el tráfico no importara, como si el tumulto no existiera.

La veía mientras resonaban en su mente aquellas últimas palabras de esa conversación telefónica y su silencio final… el silencio tras lo dicho… el silencio del adiós.

Sí, él la había dejado. Había apelado a la consciencia y había decidido que ya no más… que era el mejor final para ambos… que lo mejor era partir y dejar partir.

La veía conversar a lo lejos. Veía sus vivos labios moverse frenéticos junto a aquel que le acompañaba. La miraba tranquilo… había ahí una consecuencia y una verdad cumplida.

<<Cobarde>> – resonaban en su cabeza los sollozos de ella ayer – <<no tuviste el coraje…>>. Sintió dolor, recogió con disimulo su mano derecha y la engarró sobre su pecho con discreta fuerza.

Recordó a sus niños, los siguió en su cabeza… jugando, esperándole. <<Ella quería un hijo>> – sentenció grave en sí mismo. Reafirmaba su convicción de que aquello hubiese sido un error y un daño a otros… él la quería feliz… él quería felicidad para todos. <<¿Y para mí?>> – ¡se preguntó a sí mismo!... volvió entonces a engarrar discretamente su mano derecha con fuerza sobre el corazòn… pero tenía certeza, la tenía…

De pie en la columna del Sur, miraba algo perdido al maestro de ceremonias recoger las luces del aras… en retrogradación… a media noche y en silencio. 

Un pasaje de la <<Mundi peregrinatio>> de 1700 del alquimista Fráncfort Gerard Dorn que alguna vez leyó en Jung vino a su cabeza;

<<El género Humano, al que le es innato resistir a Dios, no desiste de buscar medios por los que por propia iniciativa evite los lazos que se puso a sí mismo, sin pedir auxilio al único del cual depende todo don de misericordia. Así sucedió que a la izquierda del camino se construyó una enorme fábrica… esa casa está presidida por el trabajo. Una vez que han conseguido esto , dejan de trabajar y se dirigen a la segunda región del mundo; pasando por el puente de la debilidad… pero como el buen Dios quiere hacerles volver, permite que los dominen sus debilidades; como así después buscan remedio por sí mismos, ¡por el trabajo!. Como antes confluyen todos en el inmenso hospital construido a la izquierda y en el cual preside la medicina. Allí hay una copiosa cantidad de boticarios, cirujanos y médicos.>>    
 


 

lunes, septiembre 16, 2013

MADRE - PATRIA


e
En palabras de Alfredo Castro, Actor; 

<<el arte es un territorio, el arte es un hábitat, el arte es el hilo de plata, es la trama invisible de todas las cosas del mundo de la vida. El arte es un sujeto plural, un nosotros, el arte es una Patria…>>

El arte es una Patria y una patria también es arte. Porque una Patria es un mito, una poiesis, una generación, una emergencia. La Patria, como el arte, es un devenir inconsciente que irrumpe irracionalmente contra toda fijación, contra todo estatuto, contra toda estructura e Historicidad.

La Patria en su origen es en realidad matriz o <<matria>>. Cómo el arte o la religión en origen, es un esoterismo primigenio del alma; alma que comunica los arcanos ancestrales de la especie humana. Un alma que nos reúne y nos vehicula en la alteridad… río de aguas brumosas… gruta tenebrosa antes del albor… sin tiempo… sin espacio.

Alma que transmuta en pertenencia objetiva; en raíz, en lugar, en hogar, en calor, en atmosfera, en madre, en padre, en útero, en fecundidad,  en miedo, en arrojo, en muerte, en vida, en bien, en mal, en oprobio y opresión, en emancipación y libertad, en trascendencia…

Ni el más célebre constitucionalista, ni el más insigne Historiador podrían quizás, con toda su fundada ciencia erudita, dar cuenta siquiera de esta hondura.

Bajo los designios de la alquimia universal, la matria se hace <<Patria>>. Se hace conciencia y símbolo en los hombres, se hace sostén de aquella alma insondable e inconsciente. La Patria simbólica deviene en un tropel fantasmagórico arquetípico para sintetizarse en materia e Historia.

Como todo símbolo, nos domestica, se hace culto… encausado la vitalidad del alma imperecedera, instruyendo bordes y contenciones a su psique. La Patria se ritualiza, se institucionaliza, se sistematiza, se funcionaliza…  y se <<dogmatiza>> peligrosamente…

<<el dogma sustituye a lo inconsciente colectivo, formulado a gran escala. La vida de lo inconsciente colectivo esta inserta casi totalmente en las ideas dogmáticas, arquetípicas… y fluye como una corriente encausada en el conjunto de símbolos del credo y del ritual>>

Dirá Jung.  

¿Qué ocurre con la patria hoy?, ¿es depositaria de la fuerza totémica de otrora?, ¿es aquella fuente de alma de la que beben todos sus hijos?, ¿es el lugar del <<nosotros>>, es el lugar <<del otro>>?, ¿es símbolo vivo?

Hoy se llama a la madre a parir hijos no para grandeza de esta, no para robustecer el tronco de nuestra identidad y cultura, sino para reproducir la fuerza de trabajo y la acumulación…para reproducir el dogma y no para vivificar el símbolo…

Y sin embargo, cual cenizas que nutren la tierra para el nuevo bosque después del fuego abrazador, el símbolo volverá a vivir. La <<patria>> volverá a surgir de las conciencias del habitante ciudadano del futuro.

Porque la Patria no es sino esperanza.


Que el espíritu de nuestros ancestros infiltre el corazón de los hombres de mañana.

martes, enero 01, 2013

UNA EXTRAÑA ESCENA DE MICRO Y MACRO ESPACIO


 






<<Y si la empresa de la mina del cielo azul no viene en mi rescate
Si la empresa de azúcar refinada no me salva

¿Quién va a salvarme?>>

 
Midnight Oil; “Blue Sky Mine”

 
Hace un par de días tuve oportunidad de asistir, en la localidad de Quintero, a la primera rueda de consulta pública en relación al ante proyecto de ley <<norma de emisiones para fundiciones de cobre y fuentes emisoras de arsénico>> a cargo de la autoridad ambiental[1].
 

La jornada trató acerca de las restricciones a que serán sometidas las emisiones de dióxido de azufre y arsénico que abundan en el aire, el agua y el suelo de algunas geografías del País. Elementos responsables de una toxicología carcinógena crónica, acumulada durante décadas, que ha condenado a la muerte a generaciones completas de trabajadores y pobladores aledaños a las usinas de fundición de cobre y plantas de ácido sulfúrico. Chile es un país minero… y también de enfermos crónicos.

 
 Los habitantes de Quintero y Puchuncaví se preguntan si alguna razón o fuerza benévola les devolverá la frondosidad y fertilidad de su antiguo valle… si los peces volverán a salir a raudales desde el mar… si los jóvenes volverán de su exilio a vivir de vuelta al seno de su comunidad… si los viejos intoxicados cancerígenos podrán morir en paz… si pervivirá su estirpe y memoria. Los técnicos responden con el cuño de un extraño e initeligible futuro… eluden la corresponsabilidad Histórica del estado… la fantasmagoría de este inunda la atmosfera de la <<consulta pública>>, colmando de carga científica y crudo realismo la desolada conciencia de esta tragedia.

 
En Chile hay siete fundiciones de cobre con planteles químicos y minero industriales de toda naturaleza aglomerados en su entorno. De su renta y ganancias han participado, cual más cual menos, privados y también el Estado. Indistintamente, desde la nacionalización del recurso hasta la restitución de la propiedad de este al capital transnacional se ha duplicado, en millones de toneladas, la fundición de concentrado… indistintamente también, las comunidades se han aglomerado en los márgenes de los polos mineros contribuyendo a la acumulación de valor con fe en el progreso, sus pulmones y otros órganos humanos.


Transcurre la reunión en medio del frío, la desorientación y el tedio… irrumpen de pronto un par de dirigentes sindicales de la Fundición Ventanas, aún de propiedad de CODELCO. Interpelan a los técnicos y a los asistentes de modo amenazante;  

 


<<no permitiremos que cierren la fundición… no permitiremos que liquiden nuestras fuentes de trabajo… no permitiremos que por el medio ambiente nos echen a la calle… no permitiremos que nuestra comunidad se vea afectada… no queremos un pueblo fantasma… no permitiremos que secuestren las faenas… defenderemos hasta las últimas consecuencias nuestro derecho al trabajo digno, Aquí en nuestro Quintero y nuestro Puchuncaví >>

 
¿Qué hay tras esta paradojal escena?


 Hace un par de meses atrás el vicepresidente ejecutivo de la minera estatal amenazaba en conferencia de prensa y a nombre de la minería Chilena, cual pontífice, que de avanzar en leyes restrictivas como estas, se verían obligados al cierre de planteles con graves consecuencias en los dispositivos de control del precio del cobre en el mercado mundial (amenazas de las ventajas comparativas del proceso fundición en China) y en las finanzas del País.

 

¿Qué hace que los trabajadores asalariados y sindicalizados, antagonistas naturales a la fuerza expoliadora del capital, alinien los <<intereses de la clase>> a la estrategia y la táctica patronal?

 
 ¿Por qué la aguda tensión del medio ambiente, la ecología y la calidad de vida no es reconocida y legitimada en el discurso de los trabajadores convencionales?      

 
Espacios del capital y espacios de esperanza
 

Siguiendo al geógrafo radical David Harvey (Harvey; 2000) lejos de lo que pudiera creerse a simple vista, esta situación no responde a una pérdida de fuerza y validez de los presupuestos antagónicos que articulan el materialismo Histórico y la lucha de clases presentes en el manifiesto comunista; a pesar de las inmensas fuerzas totalizantes desplegadas por el capitalismo en el proceso globalizador; la relación entre capital y trabajo sigue siendo el concepto sustancial de la dinámica de acumulación de valor en el espacio global, y el <<trabajador proletario>> una categoría de una riqueza y significación teórica y política insustituible.

 
Lo que aquí trasunta, es la incomprendida y aún no asimilada situación del proceso de producción social del espacio por parte del movimiento obrero progresista tradicional. En la dinámica de acumulación capitalista el espacio, así como el tiempo, es la síntesis de una economía de relaciones sociales; la conceptualización del espacio y la transformación geográfica son producidas a favor del régimen de acumulación.

 
Existe pues una <<intrincada dinámica espacial de la lucha de clases>>, aún no incorporada con propiedad en el pensamiento y acción emancipatoria; en sus ideas de estado, sociedad, solidaridades materiales, valores, éticas, humanismos y acervo universal en general.   

 
A decir de Harvey;

<<se deduce, por lo tanto, que mientras el movimiento de la clase obrera no aprenda a enfrentarse a esa capacidad burguesa de dominar el espacio y producirlo, de dar [siempre] forma a una nueva geografía de la producción y de las relacione sociales, siempre jugará desde una posición de debilidad más que de fuerza. De la misma forma, mientras este movimiento no acepte las condiciones y diversidades geográficas, además de Históricas, de su propia existencia, será incapaz de definir, articular y luchar por una nueva alternativa socialista real al dominio capitalista>> [2]

 
Con todo, el capital en el contexto globalizador no ha podido lograr subsumir  <<lo real>> a su esencia homogeneizante. La lucha emancipatoria  deberá superar atavismos arcanos y categorías igualmente homogeneizantes que las del proceso capitalista, resistiendo a la fragmentación en base a una unidad global maciza fundada en la fuerza y la esencia heterogénea.
 


¿Qué hace la diferencia entre el antagonismo ecológico y ambiental de una pequeña comarca y su fundición de cobre al sur del mundo, respecto de una remoción en masa por degradación de suelo en una barriada  de Brasil o Bangladesh o respecto de la lucha por la dignidad y la sobrevivencia de mujeres trabajadoras de una maquila en un villorrio centro americano?

 
La toxicología crónica de Quintero – Puchuncaví por arsénico y dióxido de azufre es un ejemplo de cómo se imbrica progresivamente en la escala local la red del espacio capitalista global total de hoy. No sólo condensa la geografía de la mega apropiación planetaria del valor, sino que además escenifica la absoluta alienación de la vida misma. Es en esto último, la tragedia global del flujo de la vida, en que solidariza con las infinitas geografías, de opresión y también de esperanzas, esparcidas por el planeta. 
     


Pero con entera justicia alguien podría refutar señalando que, esta mirada carecería de un fundamento significativo, universal e Histórico, en la relación entre micro y macro espacio en la producción geográfica capitalista así como de inconsistencia de sujetos y actores solidarios y antagonistas, por decirlo de algún modo; al nivel universalizante del internacionalismo proletario, por ejemplo.

 


He aquí una cuestión crucial; el proceso capitalista ya no es abstracto como en sus albores. Borracho de triunfo y resistencias fragmentarias, el capitalismo global del siglo XXI tiende a la realización y concretitud plena de su ideología y a la construcción de un orden material absolutamente real, a la espacialización absoluta de sus funciones, a la conquista y dominación total del paisaje. Ergo, La unidad de los explotados y oprimidos del mundo ya no es posible de ser conseguida mediante categorías igual de abstractas. En este tráfago las categorías políticas del mundo del trabajo han quedado desnudas retornando por fuerza al origen y fuente original; El cuerpo… el cuerpo que trabaja, sufre  y se aliena.

 


<<el cuerpo que trabaja, es por tanto, un ámbito de resistencia que alcanza dimensión política mediante la capacidad política de los individuos para actuar como agentes morales… la universalidad de la lucha de clases se origina en la particularidad de las personas y en que la política de clases debe trasladarse de nuevo a personas significativas… es necesario encontrar formas de conectar el micro espacio del cuerpo con el macro espacio, lo que ahora se denomina globalización>>[3]    


 


La situación ecológica y humana de Quintero – Puchuncaví no sólo es la derivada sacrificial  de un largo proceso Histórico de obtención de beneficios y renta, del crecimiento, del PIB per cápita y del ensanche en la base de la riqueza que permita <<incorporar>> más y más trabajadores asalariados. Hoy, es también la constitución <<global>> de una localidad en una red de geografías símiles y disímiles, en que el capital “evanece” todas los contornos conocidos del mundo del trabajo penetrando inmoralmente hasta el cuerpo de los ciudadanos habitantes, inculcando en el intertanto las reglas de una economía de la muerte y la naturalización de un orden masivamente desbastador.   

 
En pro de la inmediata igualdad y la conquista real de derechos, los trabajadores de Chile no sólo deberán reivindicar el bienestar según la distribución precaria de ingresos y pseudo poder, sino que deberán deducir también de la tasas de beneficios, la aniquilación del medio en que se posicionan y contextúan así como el rol que juegan en la dinámica del espacio global capitalista, en conciencia, reciprocidad y solidaridad con cada uno de los habitantes del planeta tal como lo planteara hace más 150 años ya el manifiesto comunista.

 

Hoy y con más fuerza que nunca,

 

 

TRABAJADORES DEL MUNDO; ¡UNÍOS!







[2] David Harvey; Espacios de esperanza. Ed. AKAL, Madrid – España 2.000. pág. 65


[3] David Harvey; Op. Cit. Pág. 67

jueves, diciembre 27, 2012

reactivando ciudad democrática

probando enlace...
cigarreando, cigarreando
1,2 - 1,2
siihh, siiiihhh, siiiiiih
Ok
hemos vuelto a la superficie
saludos

sábado, marzo 01, 2008


He borrado tres párrafos ya. Concluyo que, mi crónica es un auto interrogatorio, manifiesto y evidente, majaderamente redundante en mi calidad de autor – hablante, en primera persona pretensiosa y groseramente camuflageado. Un picanazo eléctrico en mi para obtener información valiosa como escaparate del “ser y…” humano (a la vez); de la vida, de las cosas, de lo que antecede, de lo inmanente, lo espectral, lo expreso, lo materialmente estrellado; de la esfera real mediada por mi.

Un aterrador ejercicio de conciencia, permanente, irresoluto, veinticuatro horas presente. Dije en un párrafo que borré disconforme anteriormente que, pariría letra a letra, punto a punto, frase a frase, una crónica… una confesión; como interior vaciado tras ser rajado, pacientemente, a cuchilla. Ante mi confieso… e informo… y publico.

Y en un anterior párrafo borrado dije que; existía un tenebroso abismo entre el relato, lo escritural, lo real y el hecho. Falso… no existe tal abismo. Confieso… tras el peor de los alaridos; soy el abismo, a veces lo confuso, a veces la ilusión, le pretensión bella, la miseria más abyecta… en la más recóndita hondura.

jueves, julio 20, 2006

MELANCOLÍA DE NARCISO


Narciso embobado con su propio reflejo sobre el estanque de agua… arquetipo de del ser… vanidad latente.

Narciso ensimismado, enamorado de sí… maldito en su propio conjuro, tragedia de vanidad.

Narciso levanta su íntima morada… narciso es sólo él y no otro. Se embriaga en el placer… Eros radical, se consume así mismo en la trayectoria infinita de su ego indisciplinario… muralla de vanidad.

Narciso se ha cansado ya… ha envejecido, se haya solitario sin siquiera su eco… pero no ha dejado de hablar, de decir, de nominar… sigue siendo aquel Logos imperecedero, reside bajo su carne… Narciso se desagarra la piel, se flagela… vanidad; incomprensible eslabón del ser.

Yo soy Narciso!!... estoy hablándote a ti, ser imaginado y recóndito… si, a ti. Yo os lloro y reclamo… no a mí sino a ti, tú que eres ser y estas fuera de mis dominios por haberte nombrado. Has nacido en mi reino, como el padre y el hijo en este reino lo tomas todo, lo devoras, bebes la sangre eterna y ejerces tu imperio y dominio…

Y no me oyes hablar. Son susurros… evocaciones imperceptibles. Tú sabes que expiro... No me dejes morir aquí solo en esta ciudadela amurallada, desolada y vacía.

¿Quieres jugar el juego del habla?, ¿Quieres volver a ser un dios feliz?, ¿Quieres volver a oír el canto etéreo del universo de las cosas y sus nombres?... ahí esta la vanidad trovando y tropando la verdad, si la escarbas hallareis no un estanque, sino el ancho Mar… sin ella ese mar no sería.

martes, abril 18, 2006

EN EL METRO

En el vagón del metro no hay un solo ángulo de mirada que no esté saturado de publicidad gráfica... hoy el carro está verde... un verde intenso, profundo... las líneas publicitarias invitan a buscar al otro, a comunicar con la mirada, a incitar con el cuerpo... “atrévete” dice el lema... los habitantes en tránsito quisieran poder desbordar... poder brotar su subyacencia... descansar el cuerpo rígido y disciplinario y lanzarse a la alteridad kinética del vagón... golpear sus masas brutas en las paredes... desbaratarse en la inercia... media no obstante la consumición total del existir... el llamado a la rebeldía de las carnes busca la respuesta programada desde la incipiente industria de la cotidianeidad... madeja totalitaria que se abulta más y más... entretejido inteligente que diseña el vivir.

Sobreviene la calma... el vagón ha salido a la superficie... un haz de luz recorre el pasillo... ilumina por instantes las siluetas de los sujetos acartonados, están sobre puestos para una escena de realidad... como emulaciones a escala natural... me pregunto como será el atril que les sostiene tras su fachada.

¿Dónde se reproduce el mundo de la vida?... ¿Ha sido abordado hasta lo más profundo de sus raíces por la Histéresis?... se abren las compuertas y un extraño grupo de gentes irrumpe y ocupa buena parte del vagón. Un bullicioso cortejo vestidos de ocasión acompaña a una novia, va al encuentro del amor viajando en esta cápsula... sonríe radiante, maquillada, mira marrón y penetra profundo, gira su semblante e interroga esperanzada, alegre... viva








miércoles, marzo 22, 2006

ANTAGONISMO



Troncal sur, Acceso a Limache. Señalética de restricción de velocidad a 70 KM / Hrs. El retrovisor refleja tras de mi una no menos despreciable serpiente de rodados brillando al sol... Más allá una señalética amarilla advierte “curva peligrosa”... al costado, la línea continua parece un rictus desde el asfalto negro empavonado... como un gesto desesperado de angustia ante la potencial embestida... adelanta el primero, luego el segundo, luego el tercero... sonando la bocina !!! ... se aproxima de frente una mole acerada... el tercero adelanta al roce, entre la bestia y mi carro... La sorda bocina del camión se extingue al pasar.

“Te estaban pidiendo que te tirarai pal costado” – dijo la Paula...
“Y porque poh!!” – le contesté seco, con las manos sudadas aferradas al volante y la vista al frente – “voy al límite de la velocidad, aquí no se puede adelantar y esta es mi pista, ¿por qué tengo que echarme a un lado?, porque a ellos se les ocurre???... Porque son lindos??”...
“Al carajo... que se jodan!!” – sentencié –

Calle Viana, nuevo acceso a Viña, semáforo en el agitado cruce Viana – Simón Bolívar... antes ahí se emplazaba la línea férrea... esa delgada huella que unía la cordillera costeña con el puerto... esa insignificante obra humana que estructuró el poblamiento del plan y el cerro durante dos siglos... Luz verde, transcurre sólo un instante, un solo segundo!!! Y una vieja en un Mercedes me toca la bocina... mi auto arranca lento en primera, pero no es como para que me toque la bocina... de ninguna manera!!!... avanzo... señalizo, miro los retrovisores... tomo la pista izquierda... con sigilo... mi intención es alcanzar un retorno que conduce al cerro donde vivo... viro a la izquierda, “Ceda el paso”, aguardo a que se extinga el incesante flujo... pasan y pasan sin parar, van de regreso a las “ciudades dormitorio”...

La vieja en Mercedes aparece repentinamente por detrás... agita sus farolas pestañeando frenéticamente las luces altas y bajas... una y otra vez... me toca su bocina una, dos, tres, cuatro veces... quiere que pasé, no importa como... ella quiere que pase, que la deje pasar...

Tomo la decisión... me bajo intempestivamente del auto... pego un portazo mientras alcanzo a escuchar la voz encerrada de la Paula – “Dios mío Gonzalo que vas a hacer!!!”...

“Que te pasa vieja Conche tu madre!!! Ah???” – “Querí que pase por encima de los weones!!! Ah???” – espeté frete de su dorado Mercedes.

“Si estay tan apurá porque no tomai un avión vieja culiá!!! Ah???” – “si me volví a tocar la bocina, te voy a hacer cagar el auto” – “y ahora voy a esperar que pasen todos los weones... TODOS!!! – mientras apuntaba al flujo con el dedo - “y voy a doblar con toda CALMA”... “vieja gorreá...” . Me di media vuelta y me fui rezongando.

La dama quedó demudada, enanizada y hundida en su mullida y confortable butaca de cuero.

Subo al auto... espero con calma... atravieso y subo al cerro. Luego de un silencio la Paula comienza - “porque hiciste eso!!” – recriminó.

“Porqué hice que...??” – retruqué – “lo de agarrar a puteadas a esa gente!!!” – puntualizó molesta.

“porque me cansé... sip me cansé, me cansé de ser oveja en medio de un mar de lobos... de que en esta mierda de País la consigna sea avasallar al prójimo, al vecino... esta webada es una carnicería espantosa!!!, todo, absolutamente todo, en este remoto lugar enajenado de la mano de Dios esta hecho a base de pisotear, aniquilar, expoliar a las personas en sus derechos... y de arrasar con el bien común, con la seguridad colectiva, con nuestro cuerpo... nuestra alma... existe la creencia de que todo es ilimitado, que todo se puede fagocitar, que la norma es acapararlo todo... la plata, el bienestar, la energía, el aire, el agua, el suelo, la cultura, las ciudades y ahora los caminos... los putos caminos que ahora se pagan... y como se pagan cada weón cree que adquiere un ticket de derecho sobre la vida del próximo y de bonus track el derecho a la congestión, al atochadero, a la contaminación, al ruido... y este baile solo bailan los que tienen plata... el resto paga las consecuencias“

“Gonzalo es sólo un viaje en auto...” – dijo Paula

“No, es mucho más que eso. A estas alturas esta weá forma parte de la lucha de clases y la rebelión democrática... “

Inspiré profundo y exhalé un intenso AAAAAAAAAAHHHH – “hay pan en la casa o hay que pasar a comprar???” – le digo con toda tranqulidad a Paula mientras ella me mira atónita.


jueves, marzo 09, 2006

EL SEX PISTOL CHILENO

Provengo de un raro grupo de sujetos de socialización fallida; Cero aprecio por la experiencia escolar (que asquerosidad), indisciplinamiento irreversible, insubordinación del simbolismo Patrio y repulsa hacia el “Todopoderoso”, incapacidad absoluta en el manejo racional de los dineros, incontinencia crónica por subvertir la verdad institucional, entre otros.

Nuestro mal, por desgracia, no se haya cubierto en el último paquete del Plan AUGE. Sufrimos pues del extrañísimo síndrome del “GEN ANARKIKO” (según “el dandy Chileno” Gabriel Valdés). Hemos de esperar entonces que la bien aventuranza del Creador y la Ciencia Progresista pronto hallen cura para este desdichado mal.

Cuento todo esto para saludar a un sufriente amigo que hoy está de cumpleaños... Hugo Soto Ojeda, oriundo de la “República Independiente de San Felipe”. Mi amigo Hugo desde muy pequeño manifestó el carácter de su “GEN”. Fue expulsado de innumerable cantidad de Colegios, sus angustiados Padres no podían más con tal situación, piadosamente las instituciones escolares decían a ellos: “Señores Soto – Ojeda, con mucho pesar y dolor creemos que lo mejor para Hugo es... que se vaya y sépanlo!!!... Sentiremos su partida” . Durante sus años de truncada escolaridad Hugo, en un desvarío propio del “SÍNDROME LIBERTARIO”, manifestó la peregrina idea de ser nada menos que “Escritor”, de no mediar el amor y la comprensión de su comunidad Hugo se nos hubiese perdido mucho antes.

Pasado el tiempo, y en momentos en que se creyó disipada su minusvalía, nuestro Hugo ingresó a Economía en los Noventa. Todo era feliz!!!! Como en los Noventa!!! Hasta que por desgracia los síntomas volvieron a aflorar. Un buen día a Hugo, poseído, se le ocurrió contradecir las teorías económicas de su profesor. El generoso Maestro no pudo con ello y en un acto de justicia, el hombre sentenció: “Lo siento hijo, pero con el dolor de mi alma os digo, me es imposible aprobar a un Comunista” (y sólo Dios sabe que el hombre lo intentó). Tras ello debió ser internado en Sociología.

Bueno, hoy mi amigo sigue empeorando. Recuerdo aquella vez en que una impertinente voz le preguntó: “Hugo, ¿crees en Dios?”... en medio de un silencio se produjo una gran expectación... y Hugo volvió a fallar: “Nop, porque para mi Dios es una institución socialmente producida cuya función es receptar toda la exculpación que el hombre deposita en su haber, intentando eludir la responsabilidad de sus propios actos deleznables” ( o sea un gran basurero), sentenció... supimos ahí que su suerte ya estaba echada. Una de las ultimas veces que lo vi me dijo con voz muy baja y la mirada perdida: “Gonzalo, ¿Quienes crees tu que serán los alquimistas del futuro?” ... el pobre no sabe que sus afanes de redención Humana son fruto de su trajinada imaginación, que como al Quijote le ocurriera... “De tanto leer se le han secado los sesos” .

Bueno y como no tenemos cura, espero que sigamos empeorando juntos querido amigo... ahora me voy porque voy a poner en tu homenaje uno de los SEX PISTOL...

viernes, marzo 03, 2006

LA DEMOCRACIA DEL PORVENIR


“La mesianicidad (que considero una estructura universal de la experiencia y que no se reduce a ningún mesianismo religioso) es… en todo aquí y ahora, la referencia a la venida del acontecimiento más concreto y más real, es decir, a la alteridad más irreductiblemente heterogénea… Aunque hay una espera, un límite aparentemente pasivo de la anticipación (yo puedo calcular, prever y programar todo de lo que viene, el futuro en general, etc. Y este límite de la calculabilidad o del saber es también, para un ser finito, la condición de la praxis, de la decisión, de la acción, de la responsabilidad), esta exposición al acontecimiento, que puede llegar o no (condición de alteridad absoluta) es inseparable de una promesa y de una exhortación que conminan a comprometerse sin esperar, en verdad impiden abstenerse… la mesianicidad conmina, aquí y ahora, a la interrupción del curso ordinario de las cosas, del tiempo y de la Historia; es inseparable de una afirmación de la alteridad y de la justicia”.

Jacques Derrida; Espectros de Marx. Trotta Madrid, 1998

Resultan del todo interesantes los comentarios de Gerard Bensussan hechos en “La política y el tiempo, en torno a Derrida y el Mesianismo” (Actuel Marx N°3 2005, La decostrucción y el retorno de lo político). Bensussan realiza un interesante aproximación deconstructiva entre política y tiempo, considerando los postulados contenidos en el trabajo de Derrida ya citado. La centralidad de su desarrollo consiste en un acercamiento a la condición significativa de la unidad Instante inyuntado en la realidad, aproximándose a la comprensión de una forma de tiempo no Historizado y a una experiencia imperativa, inminente y total del “acontecimiento” como advenimiento y comportamiento de lo “justo”.

La mesianicidad, cercana y complementaria a la noción no vulgarizada de la utopía según Bensussan, implican una dimensionalidad espectral del instante que es noción de un devenir y una “temporalidad radical”, desarticuladora de un tiempo “uniformemente causal y homogéneo, lineal y progresivo”. No relacionada a la manifestación fenomenológica del ser dentro del movimiento de la temporalidad concatenada, ni subordinada al producto y a la síntesis “estructural Historial y teleológica”. No obstante, desde el significado abierto, in absoluto y vacuo de la propia unidad Instante, desde su conjugación temporal centrípeta, desde su contra Historicidad decosntructiva Bensussan nos alienta a concebir la Mesianicidad como posibilidad de “(re) construir” en el espacio tópico de lo político.

Bensussan nos propone aproximarnos a la espectralidad (inasible y desestructural) del instante, reconocer la dotación de radicalidad temporal que inaugura en el presente mesianizado; presente – espera vivencial, ascético y no secular, apertura (anticipación) de tiempo futuro (normativamente justo).

Esta es pues la composición ciega del a venir o por venir. La Democracia del porvenir (Derrida) no es articuladora de una norma de “mañana” en términos de la racionalidad progresista, es una radicalidad significativa; una trascendencia comprometida con el acontecimiento esperado.

La Ciudad Democrática como región metafórica de la politicidad posible y de lugar habitable de sujeto, pretende surgir de la Historicidad radical.

domingo, enero 29, 2006

ENTRE PONERLE Y NO PONERLE... MEJOR PONERLE

Conducía junto a Paula y Sofía (mi Hija) de vuelta de la casa de mis suegros en Limache. Fue una buena tarde, una alegre tarde...

Durante el trayecto y en medio de algunos silencios intermitentes, la Paula vuelve a dispensarme salud con el tono gravoso propio de la dictadura médico – mercantilista de nuestros días: “hoy comiste y tomaste demasiado y te digo, estás muy gordo. Mi amor nosotras lo necesitamos para toda la vida y no sólo hasta los cuarenta años. Piense en la Sofita, acuérdese de su Papá...”

En silencio y con la mirada perdida en la carretera, recordé el lema de aquella Legión de Republicanos libadores de nuestra fértil provincia y señalada... “Entre ponerle y no ponerle, mejor ponerle”, Mi señor Padre perteneció a ella siendo un insigne exponente de su doctrina. Así fue, se comió y se tomó nuestro patrimonio y debimos visitarle en más de una ocasión en el Hospital a causa de la avanzada y bien ganada cirrosis que le llevó a la muerte.

Lo recuerdo rodeado de sus camaradas, compañeros y Hermanos... me recuerdo yo, pendejo, en la misma mesa comiéndome todo el causeo servido, riendo de chistes que ni siquiera entendía y emulando el habla de los hombres mayores... recuerdo a mi ahora “sofisticado” hermano mayor, cantando cuecas con una roída chupalla de paja mientras mis tíos tocaban guitarra y mi Señor Padre agitaba el pandero... lo recuerdo contando una y otra vez las Historias de su bohemia juventud en el Puerto, de su querida milicia, cantando “soy de la Caballería” (un antiguo hit de los huasos Quincheros), Alabando a los gobiernos Radicales y puteando en contra de la Democracia Cristiana. Lo recuerdo amigo de moros y cristianos, de atorrantes y pitucos... Lo recuerdo alojando en la casa clandestinamente a su amigo Aldo López, Poblador Comunista perseguido... lo recuerdo viajando a Doñihue en busca del mejor Chacolí de Chile y del Chamanto más bello del Universo... lo recuerdo quijoteando, hablando de una patria moribunda... yo era su pequeño Sancho.

Entre ponerle y no ponerle existe una definición Radical... “mejor ponerle”, un envalentonamiento arrojado y decidido. Entre ponerle y no ponerle no hay medias tintas, entre ponerle y no ponerle existe el intenso relato de una vieja y perdida República Popular... en ella no hay abulia ni aburrimiento, no hay conformismo, está poblada por tipos corajudos, acojonados... hacedores de vida en un lugar irregular, en donde no hay cabida para el funcionalismo convencional totalista y asfixiante, por aquel transita la fuerza creadora de la Historia... “mejor ponerle”. Entre ponerle y no ponerle hay deliberación, memoria, pertenencia, resistencia.

Ojalá la Sofía me recuerde como yo a él, no como un pusilánime más habitando nuestro tiempo, disciplinado en el absolutismo del miedo y la inseguridad.

jueves, enero 26, 2006

ANIMAL UTÓPICO


Ciudad Democrática es la vaga idea de una República perdida y la imperiosa necesidad de edificar una nueva... Es una Patria en potencia, sin forma. Ciudad Democrática es la Polis que necesitamos vivir. Ciudad Democrática es el descubrimiento de lo cercano... la dialéctica identitaria, la Humanidad no alienada. Ciudad Democrática es la utopía local que reconfigura el incierto Universo civilizatorio contemporaneo y posmoderno... es un espacio vacío, una búsqueda... la evocación de un plural.


Realidad... mundos posibles, ese salto imaginario transformador de la materialidad y la existencia, una ecuación de riesgo vivible. La utopía ha acompañado al Hombre desde tiempos arcaicos. Se dice que nuestro antepasados, los primeros Sapiens cazadores ultra primitivos agrupados en bandas menores, recorrían insondables distancias tras su presa... la acosaban, la cansaban, ponían a prueba la resistencia de sus carnes y fluídos... pero con ello no bastaba... Cuando la presa huía, cuando la superioridad animal superaba la fragilidad Homínida, el cazador hechaba mano a la imaginación... ejecutaba la danza original y primitiva, emulaba e imitaba los posibles pasos seguidos por la presa... agitaba sus miembros y evocaba a su interior imaginario para resolver tal acertijo... debía vivir, debía sobre vivir, perpetuar su existencia, dar continuidad a la vida... el salto imaginario hacia lo posible inexistente le hacia continuar tras su presa... tras la vida misma.


El imaginario ha hecho la diferencia en la testaruda supervivencia humana, le hizo agruparse y vivir en una realidad constructiva y deconstructiva... promovió su más grande creación; La Polis. La Polis ha sido Filosofía, Instituciones e Historia... ha sido por esencia la monumental obra genérica y colectiva del Hombre, ha sido la porfiada síntesis de la pugna trascendental entre el temor y el miedo del primate solitario y el brote genérico Humano colectivo, gregario, mancomunal, impersonal... la Polis es y seguirá siendo producto de la chispa de luz original, de lo imaginario, de lo utópico...


Más de algún cazador quisó alguna vez sobrevivir en la autarquía, en soledad cegado por el eco de miedo y terror animal... y de seguro no le fue posible ni le fue permitido, no es ni será jamás posible vivir y sobre vivir en soledad. En estos tiempos aciagos, de guerra troglodita global, de gorilas montados sobre grandes maquinarias de muerte y terror, de destrucción masiva, de miedo terrorista primitivo, de despotismo y confesionalismo totalitario la gran tribu mundial debe recrear la Polis, extender sus redes y democratizar para el bien la vida de los habitantes, de las colectividades, las etnias, los pueblos... debe recrear el rito imaginario de sobrevivencia... imaginar un mundo posible y avanzar hacia otro momento mejor y superior para la Humanidad.